Filosofía Educativa

Sorry, you need to have JavaScript enabled to properly view this site.

Inscripciones Donaciones

Filosofía Educativa

Scroll Down

DE TOMAR CONCIENCIA A TOMAR ACCIÓN 

Buscamos impactar la vida de los jóvenes para que por medio de un proceso de entendimiento de su entorno, sensibilización y desarrollo de habilidades, puedan tomar acciones que impacten positivamente nuestro planeta.

Ciencia y conservación: la clave para la transformación

Nuestro programa integra la ciencia y el proceso científico para que los estudiantes puedan entender realmente la naturaleza y su proceso; pero además, para crear soluciones a los problemas actuales, mediante una mejor comprensión del sistema natural y su papel en el mismo. Es este entendimiento el que promueve en nuestros participantes el desarrollar un pensamiento más crítico y responsable, al mismo tiempo que desarrollan conductas positivas en favor del medio ambiente.

A través de la experiencia, nuestros participantes pueden entender y valorar la naturaleza; esto les permite tener las habilidades para tomar acciones positivas en el medio ambiente, así como las disposiciones adecuadas para guiar su comportamiento.

Es así como formamos jóvenes bioalfabetizados, es decir, con el conocimiento, las disposiciones, comportamientos y competencias para que asuman de forma individual o grupal un rol positivo en conservación.

A continuación se presenta un resumen de nuestro modelo:

  1. Conocimiento: se busca que los jóvenes demuestren conocimiento y comprensión del medio ambiente, así como de aquellas condiciones que lo afectan, especialmente en lo que se refiere a biodiversidad y ecosistemas. Se tiene como objetivo además, que estos puedan demostrar conocimiento y comprensión del impacto de la sociedad sobre el mundo natural, por ejemplo, con el crecimiento demográfico, el desarrollo de la población, el consumo de recursos, entre otros.
  2. Disposiciones: demostrar el interés, la sensibilidad, responsabilidad e intención de actuar para el uso sostenible de los recursos naturales y de la conservación del medio ambiente en general.
  3. Competencias: demostrar las habilidades y las destrezas para que los participantes puedan investigar, cuestionar y analizar los distintos problemas ambientales, así como formular conclusiones de posibles soluciones a esos problemas. Se promueve que los participantes utilicen competencias como la observación, la recopilación de datos y el análisis, para que puedan comprender de forma más integral la naturaleza, cómo sus partes se interrelacionan y así plantear soluciones a los problemas actuales.
  4. Comportamientos: se busca que los jóvenes puedan tomar acciones individuales o colectivas para solucionar los problemas ambientales actuales.

Sobre el marco educativo de EPI

El marco educativo de Ecology Project International integra las mejores prácticas en educación ambiental y ciencias, con el distintivo de que integra la experiencia bajo un modelo constructivista de aprendizaje basado en indagación, con el desarrollo, la aplicación y la transferencia de competencias en los participantes.

EPI utiliza la ciencia basada en la investigación de campo para ayudar a los estudiantes a desarrollar competencias básicas de alfabetización ambiental, así como vivir una experiencia de participar activamente en actividades de monitoreo y protección de especies y hábitats en peligro de extinción, con el fin de generar disposiciones para la acción futura.

Apoyando este marco educativo, EPI desarrolla actividades de extensión, con el objetivo de seguir construyendo sobre la base del conocimiento, las disposiciones y las competencias cultivadas durante la participación inicial en el programa. Estas actividades buscan fomentar el liderazgo y la participación activa de los jóvenes en el tema de medio ambiente, proporcionando estrategias y oportunidades para que estos puedan tomar acción individual o colectiva en los problemas de su comunidad.

Estas actividades también permiten la construcción de una comunidad activa de jóvenes con relaciones cercanas a profesionales en conservación, el desarrollo de su identidad con EPI y compartir una experiencia con jóvenes con valores e intereses en común. El programa de extensión incluye actividades como charlas, talleres y el club ecológico, comunidad de jóvenes que con el apoyo de EPI desarrolla de forma activa proyectos en conservación, liderados por sus propios miembros.