¿Por qué actuamos?

Sorry, you need to have JavaScript enabled to properly view this site.

Inscripciones Donaciones

¿Por qué actuamos?

Scroll Down

¿Sabías que si continuamos con nuestros patrones de consumo y población actuales, para el año 2030 necesitaríamos de dos planetas Tierra para vivir? (World Wildlife Fund)

Y lamentablemente sólo tenemos uno...

El impacto del ser humano en el mundo ha provocado que:

  • Las especies silvestres se estén extinguiendo de 50 a 100 veces más rápido que su tasa natural de extinción, como consecuencia de las actividades humanas. (Fuente: http://medioambiente.gloobal.net)
  • La tierra se está calentando. Se calcula que la temperatura aumente entre 1° y 3.5° solo en este siglo.
  • Esto hace que disminuyan las capas de hielo de los polos, causando un riesgo de inundaciones en las costas.
  • También hace que aumente el número de desiertos; el agua potable comenzará a escasear y los huracanes y los incendios continuarán creciendo en número y potencia.

No podemos dejar de lado nuestra responsabilidad. Estamos comprometiendo la capacidad de nuestro sistema natural de canalizar el uso excesivo de recursos naturales y poniendo en peligro nuestra propia supervivencia.

Somos, por mucho, la mayor amenaza para nuestra propia especie.

Las soluciones de los gobiernos y las instituciones internacionales no son suficientes para cambiar esto. Como especie, necesitamos un cambio fundamental en la forma en la que todos pensamos y actuamos, especialmente en los jóvenes, pues son el futuro.

¿Y qué hay de las tortugas Baula?

Las tortugas Baula han visto disminuida su población en un 80% en los últimos 20 años. Si eso le pasara a la especie humana, ya hubiéramos perdido a más de 5.500 millones de personas en menos de dos décadas.

Aunque existen amenazas naturales, lo cierto es que la acción humana es la principal causa de la reducción drástica de la población de esta especie. 

El consumo excesivo de recursos está amenazando la sostenibidad del planeta y en general el futuro del ser humano. Esta situación amerita de cambios urgentes en los patrones de consumo y acciones que minimicen el impacto de las actividades humanas.

 No es suficiente enfocar esfuerzos para revertir las consecuencias de este uso excesivo de recursos, sino que también se requiere trabajar desde las mentes y los corazones de las personas, de forma que empiecen por cambiarse a sí mismas e influyan en los demás.

    Sólo educando a las personas se podrá tener mayor impacto a largo plazo.

   Bajo este precepto es que Ecology Project International – Costa Rica, trabaja desde hace 17 años con jóvenes estudiantes de colegios, bajo un programa de seis meses que les proporciona el conocimiento, las disposiciones y las competencias, para que por medio de la experiencia cambien sus comportamientos, asumiendo un rol positivo en el medio ambiente, a través de acciones responsables enfocadas en eco-manejo, persuasión, patrones de consumo y en el ámbito político y legal.

Como lo menciona Baba Dioum, conservacionista africano:

“Conservaremos sólo aquello que amemos, amaremos sólo aquello que entendamos y entenderemos sólo lo que se nos enseñe.”

El programa de EPI fue declarado de interés educativo por el Ministerio de Educación. Aquí podés encontrar más información. Más información

EPI ha involucrado a más de 30.000 jóvenes y profesores en investigación científica, conservación y proyectos de servicio en cinco países.. Más información

La Experiencia EPI abarca un semestre donde la ciencia, la conservación y la diversión se unen en un ambiente de aprendizaje al aire libre. Más información